domingo, 12 de agosto de 2007

LOS ILEGALES

El verdadero revolucionario es un ilegal por excelencia. El hombre que ajusta sus actos a la ley podrá ser, a lo sumo, un buen animal domesticado; pero no un revolucionario.

La ley conserva, la revolución renueva. por lo mismo, si hay que renovar hay que comenzar por romper la ley.

Pretender que la revolución sea hecha dentro de la ley, es una locura, es un contrasentido. La ley es yugo, y el que quiera librarse del yugo tiene que quebrarlo.
El que predica a los trabajadores que dentro de la ley puede obtenerse la emancipación del proletariado, es un embaucador, porque la ley ordena que no arranquemos de las manos del rico la riqueza que nos ha robado, y la expropiación de la riqueza para beneficio de todos es la condición sin la cual no puede conquistarse la emancipación humana.

La ley es un freno, y con frenos no se puede llegar a la libertad.

La ley castra, y los castrados no pueden aspirar a ser hombres.

Las libertades conquistadas por la especie humana son la obra de los ilegales. tenemos que salirnos del camino trillado de los convencionalismo y abrir nuevas vías.

Rebeldía y legalidad son términos que andan a la greña.

Queden, pues, la ley y el orden para los conservadores y los farsantes.


Ricardo Flores Magón
Regeneración, 1910

5 comentarios:

Panfletos Subversivos dijo...

Excelente texto este de Ricardo Flores Magón como muchos de su brazo. Un abrazo y adelante con la iniciativa!

Federação Operaria de São Paulo dijo...

Saludos !!!
@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Yo dijo...

Me acuerdo de un frase hermosa de Michael Foucault: "LA LEY ES LA SANGRE COAGULADA DE LA GUERRA". creo que no podemos hacer nada con sangre podrida.

Nigrass dijo...

1º q nada: Buenísimo el blog!!! a ponerse las pilas!!
2º Esta buena la reivindicación de los ilegales, y es muy necesaria... pero es la ilegalidad suficiente? pensando por ejemplo en nuestros hermanos bolivianos que viven en condiciones de esclavitud, está la libertad allí? no les parece que hacen falta otras cosas? Tal vez haya que dejar de pensar el poder como la ley exclusivamente... la ley es una mierda casi seguro... pero la lucha en términos de oposiciones negativas solo refirma los esquemas binarios vigentes... esa es mi opinión... creo que la libertad está mucho más cerca de la creación... de la potencia creadora de vida...
abrazos libertarios

Anónimo dijo...

Sí, Nigrass, pero en mi opinión "toda potencia creadora de vida" surge de la destrucción de un estado de cosas previo organizado según algún tipo de ley que lo rige. Ese es el acierto de Magón y los anarkos. Y, supongo, esa es la guerra a la que hace mención Foucault, que lo sigue de cerca a Nietzsche.
En cualquier caso, Salud! organización y lucha!